Mi primera oferta de trabajo. Un CV por internet y dos horas más tarde llamada telefónica con número megalargo. Para incorporarme a primeros de año y en Madrid (con las ganas que yo tengo de tirar ya para allá), a una buena empresa. Y dije no, porque cabía la posibilidad de incorporarse más adelante. Pronto en Madrid, por fín.
Presupuesto reforma 4
Mi jefa. Tengo una jefa que no me la merezco. Y sí, lo digo una vez más porque tras el puente me dió toooda una semana libre para que Presupuesto reforma integral.

Y me quedo con ella. Con sus ánimos, y su confianza en mí. Por ser el mejor momento de cada día. Por estar siempre sonriendo.

Si se deja, me la pido por reyes…Enlace que los sueños se cumplen en Navidad no?

Triple D
Semana dura, difícil, decisiva….me juego mucho esta semana. Llevo dos semanas ásperas y grises, dos semanas de estudio y autopresión. Deseando y no deseando que llegue el viernes…es el sí y el no. Me autodeseo suerte…no es malo, no?
Si ella pudiera adentrarse en mí, a través de mis pupilas, esos minúsculos abismos hacia mi interior, lo primero que notaría es el estremecimiento de todo mi cuerpo por tenerla tan cerca.

Caminando por los pasillos de mis retinas observaría todas las paredes repletas de fotos. Son instantes de ella, o de ella conmigo. Algunos marcos están torcidos. Ella los pondría bien, lo sé.

Una puerta enorme. Si llamara tres veces la puerta se abriría y observaría mis neuronas. Se electrizarían al sentir su presencia, y comenzarían a enviar todo tipo de órdenes sin sentido, pasando yo del nerviosismo al sonrojo, de la incertidumbre al sosiego que ella me produce.

Trepando por la red de mis patudas neuronas, entre axón y axón, llegaría a mi memoria, esa sala llena de papeles, unos viejos y amarillentos, otros nuevos y desordenados. Algunos tienen olor, otros tienen color. Sólo una urna en el centro de la sala rompe la monotonía de ese desorden ordenado. Dentro de ella, una pequeña libreta amarilla con una sola hoja. Dos palabras, ocho letras.