La Chica del Este anda como loca por un traumatólogo. Yo le digo que si no le echa para atrás el nombre de la especialidad que induce a que le haga daño y le propongo que mejor un dermatólogo ya que, al fin y al cabo, el amor es una cuestión de piel.
El caso es que para enamorarlo lo desprecia y lo maltrata. Se lo ha prescrito Frau V. que es su principal consejera sentimental. A mí también me consulta pero para tener una segunda opinión. Yo soy para ella un chico bueno, inteligente y fiel y por eso nunca querría unirse afectivamente conmigo. Así que me convierto en una amiga más que le aconseja.

Le comento a una compañera la necesidad que todos tenemos de que nos achuchen de vez en cuando y me suelta de golpe queMiss Yang jamás me achucharía porque le gusto mucho pero sí cualquier otra a quien no importe. Por otra parte, al Joven delgado ya no le emociona tanto Miss Yang, por lo que ya estaría dispuesto a acercarse a ella, incluso.
Siguiendo la ruta, mi amiga bloguera, que valora mucho la edad que vamos teniendo, opina que en estos casos una relación tiene muchas más consecuencias que en la adolescencia y hay que pensárselo mejor, por lo que ha decidido irse a vivir al extranjero con su pareja a la que conoció hace tres semanas.

Me desconcierta la lógica imperante en el mundo sentimental.

http://www.tubemx.com/