Mi misión en Santiago fue principalmente el realizar un safari fotográfico con mi súper nueva y reluciente cámara digital chachi piruli. De la cual quiero dejar constancia en este blog aprovechando que ya sé (o creo) saber subir y bajar fotos según la posición en la que nos encontremos mirando.  A parte del safarí me dediqué a comer, entre otras cosas pulpo, empanada, ortigas y descansar. Como daño colateral destacar el haberme quemado con el sol, la nariz y parte de un Liberacion.

A la vuelta, otra vez autobús, me tocó de compañero un tipo apestoso, desprendía un olor tipo mofeta preocupante, me amenizó todo el viaje con cánticos populares militares, éste fue de los que quedó traumatizado durante el servicio a la patria.

Mi cocacola fue la segunda habitante de la casa nominada, me dio el viaje; se resistió varias veces a quedarse quieta en el reposanosequé del asiento y en uno de los varios actos de desprecio con los que me amenizó durante el trayecto, se precipitó al vacío rodando de un extremo a otro del bus, para sorpresa de la tripulación que afirmaban en voz bajita y con risas ver un refresco corriendo por el pasillo central y era cierto. En un despiste y aprovechando su paso cercano a mi asiento, recuperé el bote y lo guardé directamente en el bolso para evitar más situaciones Fuente.

Liberacion 8
Esta semana pasada estuve enferma, primero me tocó infección de garganta y después la gripe. Pal’ médico que fui corriendo a por un diagnóstico, la receta, la baja…. La buena señora me manda un antibiótico un antiflamatorio y un expectorante.  Como buen hipocondríaca que soy, antes de tomarme nada, me leo el prospecto enterito con especial atención a los efectos secundarios y el apartado sobredosis (mis favoritos). Desde aquí hago un llamamiento a las personas encargadas de hacer esos papelitos: ¿No podrían hacer dos tipos de hoja informativa? Para los y para los NO hipocondríacos. Me pongo a leer y me encuentro en el apartado de los efectos secundarios la siguiente lista negra:

Podrían aparecer cualquiera de los siguientes efectos adversos: Nauseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal.  Debido a reacciones alérgicas: edema de laringe, alteraciones del función del hígado.  Trombocitopenia (disminución de plaquetas). Reacciones de agresividad, nerviosismo agitación, ansiedad, mareo/vértigo. (Esto ya lo tengo !! Y sin empezar a tomarlo).

Convulsiones, dolor de cabeza, somnolencia o hiperactividad. Alteración de la audición y del gusto. Alteraciones cardiacas (ESTE DOLOR EN EL PECHO es ya el infarto fulminante?) Trastornos digestivos , llegando a causar de forma excepcional deshidratación. Dolor de las articulaciones. Infección vaginal (¿¡¡??) Infección por hongos, cansancio, sensación de hormigueo y reacciones de tipo alérgico… ¡Esto si que son extras y no los que te venden con el coche!